Miel curativa

Miel blanca de doncella, extraida por el abuelito de Miguel.

Miguel la trae directamente desde Rabinal. Usualmente viene los jueves a pararse ahí frente a ese Centro Comercial, adelantito de la pasarela, pero hoy vino martes (me dice) y yo pienso “que suerte la mía”.

Me lo encontré mientras caminaba, lo ignore, como la mayoría, pero el corazón me hizo regresar a buscarlo.

Hablamos un rato, le pregunte por su miel…

Es buena para curar el cancer de matriz de su mamá que esta internada en el INCAN, parece que no va a salir sino hasta el otro año. También es buena para pagar el cuarto que rentan en la zona 6 y borrar el recuerdo del tumor que se llevo a su papá.

Sus hermanos mayores están aquí también, no siempre se ven… Y el pequeño esta con los abuelos, en Rabinal.

Volvimos a la miel, me ofreció dejarmela en menos, le pedi que me contara para que más era buena.

Para los huesos, los musculos, los dolores de cabeza y la garganta…

Ah y también para abofetear a aquellos que nos quejamos de la vida.

Buen provecho Miguel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s